¿Cómo preparar tu maleta?

Te damos las claves para preparar la maleta y que te dure ordenada durante todas las vacaciones

Siempre es una alegría preparar unas vacaciones, menos cuando llega el temido momento de hacer la maleta. Nunca tenemos ganas (o casi nunca) y solemos dejarlo para el último momento. Con estas ideas, que te proporcionamos a continuación, será mucho más fácil hacer y deshacer la maleta y mantenerla siempre ordenada.

Ideas básicas

1.Haz una lista con todo lo que necesites llevar. Es lo más importante. Planea con antelación y cíñete a tu lista, de esta manera no llevarás cosas extra y será mucho más fácil hacer tu maleta. Asimismo no se te olvidará nada de lo que necesites y no tendrás que comprar cuando llegues a tu destino. ¡Puedes ahorrar espacio y dinero!

Como ejemplo, puedes incluir lo siguiente:

Idea de lista de viaje

2.Saca toda la ropa que quieras llevarte y ponla encima de la cama. Ahora, redúcela a la mitad. Es importantísimo viajar ligero y además seguro que no te pondrás todo lo que has escogido primero. Intenta llevar prendas que combinen entre sí, así no tendrás que llevar 5 pantalones diferentes, si no que podrás tener suficiente con 2.

Revisa qué tiempo va a hacer antes de elegir la ropa que te llevarás. De esta manera no te encontrarás con que tienes frío porque se te ha olvidado la chaqueta o mucha calor, porque no has puesto camisetas de manga corta, por ejemplo.

Además, ten en cuenta las actividades que has planeado hacer una vez llegues a tu destino. Si vas a una boda, recuerda empaquetar el vestido / traje que te pondrás (usa papel de seda); si por el contrario, vas de turismo a una ciudad, no te olvides de zapatillas cómodas (puedes colocar los calcetines dentro de éstas, para ahorrar espacio); o si vas a un “todo incluido” en el Caribe, ¡lleva el bañador y las chanclas!

3.Usa organizadores de equipaje. Son unas bolsas en las que podrás meter tu ropa de forma clasificada y te ayudan a tenerlo todo siempre ordenado. Puedes tener una bolsa para cada cosa: una para la ropa interior, otra para las camisetas y jerseys y otra para los pantalones y/o vestidos y faldas.

Los zapatos ponlos por separado en bolsas y así podrás colocarlos en los huecos que quedan libres dentro de la maleta y no te ocuparán tanto espacio, como si los empaquetas juntos.

Si llevas joyas, guárdalas en pequeños recipientes por separado, para que no se mezclen ni se líen entre ellas. Y luego pon todos estos, dentro de una bolsita, para que estén juntas y ordenadas.

Organizadores de equipaje de Amazon Basics en Amazon.es

4.Enrolla la ropa en vez de doblarla. La ropa enrollada ocupa menos espacio que la que está doblada y ¡no se arruga! Tanto si usas organizadores de equipaje como si no, olvídate del doblado normal y pásate al doblado vertical, estilo Marie Kondo, para los pantalones y el resto enróllalo. Ahorrarás muchísimo espacio.

5.Elije bien los artículos de baño. No hace falta que te lleves múltiples champús o geles grandes. Piensa que donde vayas habrá (o al menos en la mayoría de sitios) una tienda para comprar. Lleva lo imprescindible y si puede ser en unos recipientes pequeños y compra al llegar lo que necesites y vayas a usar.

Empaqueta 2 neceseres pequeños, en vez de uno grande: uno para el maquillaje y otro para el resto de artículos. Así podrás colocarlos en los posibles huecos que te queden.

6.Lleva los artículos electrónicos (móvil, tablet, portátil, libro electrónico…) en tu maleta/bolso de mano. Nunca en la maleta que facturarás.

Para ahorrar espacio, hazte con un libro electrónico y lleva varios libros en él. Tendrás horas de lectura y en muy poco espacio.

7.No te olvides de llevar unas bolsas extra para la ropa sucia. No muchas, con un par tienes bastante. Recuerda poner la ropa sucia enrollada, dentro de estas bolsas, para seguir ahorrando espacio.

La maleta

La mejor manera para simplificar la forma de hacer la maleta es escoger la que más se adecue a tus vacaciones. Si vas a hacer unas vacaciones cortas, de unos 3 o 4 días, quizás sólo necesites una bolsa de viaje; pero si vas a unas vacaciones largas (10 días o un par de semanas), necesitarás una maleta más grande. No tengas la tentación de llevarte una maleta grande para unas vacaciones cortas, porque simplemente será un “trasto” lleno de “por si acasos” que al final no usarás y tendrás que arrastrar a todos lados.

  • No te olvides de marcar tu maleta, con un lazo, con unas pegatinas, u otras señales; para que no te confundas con el equipaje de otro pasajero. A veces, puede ser que coincidamos con otras personas y esto puede llegar a ser un problema.

Conclusión

Planifica lo que te vas a llevar según las ideas que te exponemos aquí y verás como hacer tu maleta será mucho más fácil y sencillo. Además de tenerla siempre ordenada.

  • Haz una lista con todo lo que te vayas a llevar.
  • Enrolla la ropa, en vez de doblarla. Te ahorrarás espacio y no se arrugará nada.
  • Identifica tu maleta con un lazo o alguna pegatina. No quieres que alguien se la lleve por error.