Montserrat

He aprendido a ver que la acumulación inútil de ropa y objetos no lleva más que a ocupar un espacio que podría ser necesario para cosas de real utilidad. Por otro lado, ver mi armario bien organizado me ayuda a mantener el orden hasta en aquellos momentos de más estrés donde todo quedaría manga por hombro.